domingo, 8 de agosto de 2010

Pintando monas (I)

¿Y dónde se habrá metido éste? Pensaréis. Pues la verdad, no hemos parado de producir cosas. La experiencia Toro Slot Cars nos ha tenido fabricando Ducados como chinos en cualquier plataforma de Taipei. Esta misma mañana desde una de las sedes de Toro Slot Cars Developments en Medina-Sidonia, ha sido entregada la secretísima unidad con su exclusiva decoración para tal evento, con la que la Asociación Gaditana de Slot participará en las próximas 24 horas de Móstoles - Topdrivers el fin de semana que viene.

Igualmente en breve tendremos terminadas las nuevas unidades para Hobby+, un coche mío que por esfuerzo y dedicación se está convirtiendo en la joyita de mi colección partiendo de una resina de Ocar, y mas cositas ... que no paramos.

El caso es que la semana pasada en el trastero de mis padres apareció una caja con maquetas antiguas montadas hace 10-12 años. Todas ellas de Star Wars ... que tiempos. Algunas de ellas pasaran a las manos de buenos amigos y amantes de la saga, para que las pongan es sus estanterias y las quiten el polvo. Viendo el estado en el que estaban uno se da cuenta de que hay un antes y un después del aerógrafo.

Así que como lo mismo pintamos ahora el casco de una moto que las uñas de los pies, tras haber barnizado el bólido de AGS y un coche pintado por Roberto, limpié mi AB300 del chorriPoly y me dediqué a hacerle unas cuantas tropelías a la maqueta. Panelados por aquí, aclarados por ahí, veladuras grises y pincel seco en las aristas. Simulamos unas quemaduras e impactos de láser ... y ya empieza a parecer otra cosa. ¿Un poco de enguarring? Creo que no, hace poco he visto unos estupendos tutoriales para simular paneles congelados y nieve en dioramas. Tiene pinta que acabará con una pequeña base de nieve, en las heladas planicies de Hoth. Porque este AT-ST estuvo en la batalla de Hoth (véase El Imperio Contraataca).

La verdad es que he mejorado bastante, si bien los fallos de montaje y rebabas no tienen ya facil solución. Lo que sí es seguro es que lucirá en las vitrinas de algún afortunado ... aunque él aún no lo sepa.
Hay un montón de maquetas pendientes que en su día no me atreví a hacer, pero que a día de hoy tenemos recursos más que suficientes para darles un final más que digno. ¡¡¡ Cuánto desperdiciado en estropear aviones, carros de combate, dioramas, figuras a 1:35, ...!!! ¿o no? Al fin y al cabo, cada paso mal dado ha sido parte de un aprendizaje ¿verdad? ¿o acaso pienso que la maqueta que haga ahora será mejor que otra dentro de diez años? Evidentemente no, cada una es mejor que la anterior. Igual que cuando pintamos cochecitos. Cada una tiene algo que la anterior no tiene, un nuevo experimento, una nueva técnica, un nuevo barniz, un nuevo detallado. Toda la vida es una formación contínua, una evolución constante. En el modelismo es igual.
¿Y a cúento de qué viene todo este rollo? Ya lo veréis, ya lo veréis.

Un saludo y dentro de muy poquito más entradas. Esta vez de slot.


Miguel

2 comentarios:

Jorge Márquez dijo...

Sigue dándole ahí que eso está mu limpio!!!

Roberto dijo...

Lo sabía, lo sabía, había algo dentro de mi que me lo decía, que apareceria otro maestro Jedai por este planeta del borde exterior.
Es mi artefacto favorito de Star Wars, me encanta, un saludo de un joven padawan.