domingo, 24 de octubre de 2010

El parque móvil de Hobby+ (6)

Lo prometido es deuda. Aquí tenemos el último de esta segunda hornada que completa el parque de vehículos de competición de nuestros amigos de Hobby+. Este se ha hecho esperar un poquito más que de costumbre. Lo sé. Y sírvame de excusa en esta ocasión escudarme en el hecho que se tratara de un Exin.

El coche traía una colonia de esos hongos blancos que tanto se gustan de dar buena cuenta del butirato en opíparos atracones. Por este motivo fue necesario tener una semanita tanto la carrocería como cristales y chasis en un cursillo de buceo en aceite, remedio por otra parte bien conocido para el exterminio de estos honguitos por asfixia. Cruel destino, pero más cruel es para muchos que se coman un Exin. Para evitar que alguien me haga la pregunta capciosa sobre qué tipo de aceite usé ya le contesto. Usé aceite de girasol, que el de oliva está por las nubes, del Mercadona para ser mas exactos, y con lo que sobró me freí unas patatitas.


Una vez aprobado el cursillo se siguen los pasos habituales, en esta ocasión haciendo especial hincapié en el lavado con el milagro antigrasa para evitar desagradables sorpresas a la hora del "levantamiento de cinta" en la pintura.

Decoración asimétrica, como nos gusta habitualmente, inspirada en la Motul del mismo coche pero llevándola un punto más allá. Los colores blanco y verde, santo y seña de Hobby +. Dorsales de la época (excepto los de WRS, lo sé), bandera de Madrid en el techo, que se sepa la procedencia y sobre todo la luzcan en las competiciones allá donde vayan. El número 2 que en esta ocasión lleva nuestro Javier Sr. (un abrazo de nuestra parte). Matrículas y unos patrocinadores técnicos salpicando el resto del coche.

Aprovechando el desmontaje le dimos una sesión de pulimento a los cristales del coche, y tras el "dar cera, pulir cera", hicimos otro rato de pinitos en la restauración. En este caso con acetona sellamos una grieta que traía el chasis en el soporte de guía para evitar males mayores en un chasis ya de por sí complejo de encontrar. Y para finalizarlo, como el coche no traía alerón, le fabricamos uno con policarbonato, sacando las medidas de un Fly que tenía a mano y adaptándolo a las medidas y huecos del Exin, convenientemente reforzado en sus uniones con nervios de Araldit.

En resumen, que tenemos el octavo listo para ser entregado a sus dueños en la próxima visita a los madriles. Y que espero que lo disfruten, tanto como yo al hacerlo.

Un saludo

Miguel

2 comentarios:

Embrague dijo...

"Lo que no mata engorda"
Que te aprovechen las patatas.
Precioso aunque con un altaya habrá sido menos sacrilego para los puristas del exin que los colerean de azul mar profundo....
Abrazos

L'Edu dijo...

Miguel, muy bonito. Pero, por favor, tío, "deja caer" alguna vez un escudito pequeñito del Betis, hombre...!!!! Sería el remate para que pasara a ser una auténtica joya, jajaja!!!

Muy, muy bonito.
Un abrazo.